LATEST NEWS

Calle montera prostitutas experiencias prostitutas

calle montera prostitutas experiencias prostitutas

Van cogidos de la mano y se hacen cariños. De las habitaciones salen gemidos y las paredes vibran como si fueran de papel. Luego llama con los nudillos para meter prisa a una pareja que ya ha sobrepasado el límite de los 15 minutos. Si viene alguien, le digo que estoy con unas amigas", justifica Mariana. Una estratagema para eludir la presión policial puesta en marcha por el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón. Gallardón emprendió en marzo de la operación "contra la esclavitud sexual" en la calle de la Montera Centro , a la vez que anunció que extendería la medida a otros barrios de Madrid donde también se ejerce la prostitución, como la cercana calle del Desengaño, la Casa de Campo y el distrito de Villaverde.

Para evitar problemas, las madames de la calle de Jardines han contratado a Lucho, un ecuatoriano alto y fuerte, para que haga de guardia de seguridad. Lucho lleva tres años en España y es un hombre de apariencia fiera. Con las rumanas es muy distinto. Sus chulos son peligrosos", masculla. Y es que desde hace un año las rumanas, con sus proxenetas, han barrido de la calle de la Montera a las latinoamericanas y a las africanas. De las primeras quedan pocas; las segundas se han trasladado al otro lado de la Gran Vía, en las calles de Desengaño, Ballesta y la plaza de Santa María Soledad Torres Acosta.

La mayoría entramos en este negocio por voluntad", asegura Cristina. Jordi Gordon , portavoz de los vecinos del barrio de Universidad, afirma, en contra, "no ver a la Policía. Por su parte Florencio Delgado , presidente de la asociación de comerciantes de Gran Vía, se muestra a favor de legalizar la prostitución y crear un barrio chino.

Verónica no es Verónica, si no el nombre con el que nos pide salir en el artículo. Tiene 44 años y es prostituta en Colonia Marconi. Entró en la prostitución en el año , "recién llegada de Ecuador y tras trabajar seis meses en el campo.

Allí me sentía humillada, ni siquiera nos querían pagar", cuenta. Estoas no tienen personas detras intentando entrar en ese puesto. De todas formas si te sientes mal pagado o poco valorado cambia de trabajo. Solo puedo entender tu comentario si vives en una torre de marfil.

Espero que no te tomes la libertad de infantilizar mi comentario con la expresión "chiquitín". Asumamos el supuesto de que currara las 40 horas semanales, serían 4. Un gran Mac Donald con decenas de niños y niñas y a menos de metros un lupanar. Putas y Happy Meals Yo siempre recordaré mi primer paso por Montera. Flipando con la cantidad de putas y me quedo parado mirando la comisaria sin creerme que esté ahí.

Después de unos segundos enfrente de los policías que estaban en la puerta a mi alrededor sucede un dialogo. Una mujer le dice a un hombre: Y la policía ni se inmuto. Entonces me di cuenta de como es realmente la sociedad. Y no, no es para combatir el crimen, sino para regularlo Para prostitutas de la calle como las de Montera, tener una comisaría cerca les da tranqulidad.

Y a los clientes también, porque muchos tienen miedo de meterse en otros "barrios chinos". Para ellas es como si estuviera en el polo norte. En realidad la zona de burdeles y lupanares iba de la Red de San Luis a Desengaño, pero la Gran Vía no casualmente la partió en dos.

Ahora lo han llenado todo de mega terrazas de franquicias, a ver si así Resulta que los guiris son los mejores clientes de este tipo de actividades y las van eligiendo mientras se toman unas cervezas. En realidad Montera ha cambiado. He oído historias incluso de que era peligroso pasar por ella especialmente mujeres solas.

Las prostitutas que siguen allí lo hacen en parte por una cuestión "sentimental". Hoy en día es una cosa que llama la atención de noche, pero vamos, que es una calle casi tan concurrida como Preciados, y no por la prostitución. Hoy te tendrías que ir a Tirso de Molina para escuchar algo así. Son varios inmuebles en esa calle dedicados enteramente al negocio, y una inversión es una inversión.

Claro, esos no es proxenetismo Aunque decir que sí es cierto que en Montera la mayoría no son tanto vícitmas de la trata como de la pobreza. Y en general la gran mayoría de la prostitutas, especialmente las extranjeras, trabajen en la calle, en un club o en un piso, lo son a causa de la pobreza.

Lo que es delito es la explotación sexual, que en el codigo penal se llama proxenetismo. Pero eso no tiene nada que ver con el termino coloquial "proxeneta". Si yo monto un puti como pensión u hotel, supongo que podrías llamarme coloquialmente proxeneta, pero yo no estaría cometiendo delito ninguno si no exploto sexualmente a nadie. Hay habido putas desde tiempos inmemoriables. A pricipios de los 90 ya iba por esa calle de crio a una famosa tienda de videojuegos mailsoft si no me falla la memoria y el panorama era el mismo o incluso peor.

La diferencia es que ahora son Rumanas, la calle es peatonal, esta mas limpia y hay muchas mas tiendad, aparte que antes no habia ni terrazas ni guiris y la calle tenia peor fama.

calle montera prostitutas experiencias prostitutas

Yo, en cambio, soy partidario de la legalización. No me voy a poner a defender mi postura desde el principio para no aburrir, pero en lo que hace referencia a las diferencias entre la prohibición, la legalización y el abolicionismo ese que admito que no entiendo exactamente en qué se traduciría en términos de política concreta creo que hay que hacer una diferenciación clara entre la prostitución y la esclavitud.

Y permítaseme un ejemplo a modo ilustrativo: Son cosas muy distintas. Es posible que esto lo diga porque la tesis abolicionista esa de considerar a todas las prostitutas como víctimas me chirría, y eso es porque sé positivamente que hay quien se dedica a ello de propia voluntad y que no lo dejarían mientras puedan.

Lo que hay que hacer es conseguir que aquellas personas que quieran ejercer esa profesión puedan hacerlo y que aquellas que no quieran puedan no hacerlo.

Y tirar la llave, añado yo. Pero es un paso adelante. Eso de la creación de un nuevo epígrafe que sugieres es legalización, no abolicionismo. Y yo, mira, pues no considero la prostitución como un hecho indeseable per se. Pero el cuanto a las chicas, lo que creo es que hay que darles la libertad de hacer lo que quieran. En fin, que no veo por qué la situación iría a peor por crear un nuevo epígrafe en el IAE y una seguridad social iban a empeorar las cosas.

La prostitución no me parece un ataque a los derechos humanos de nadie. Eso unido a que cito a Pérez Reverte deberé hacérmelo mirar. Me veo reclamando la privatización del sistema de pensiones: Efectivamente la prostitución no es mala igual que no lo es la sastrería. Yo me levanto cada mañana a toque de despertador y voy a un curro a aguantar y a hacer un trabajo absurdo.

De pequeño lo que quería ser es cosmonauta. Yo en esta voy a estar bastante de acuerdo con Arth excepto, que popular me va a hacer esto, que yo si creo que una dómina profesional ejerce la prostitución me parece que la prostitución per se no es algo contra lo que haya que luchar. La esclavitud, las mafias, las amenazas… todo eso si, pero no la prostitución.

Estoy seguro que un proceso de legalización no sería una panacea que resolvería todos los problemas, pero desde luego nos dejaría en una situación mucho mejor que la que tenemos ahora.

Vamos, que son conscientes de que putas va a haber y prefieren tenerla en clubes donde no les estorba, no se ve…. Mail No va a ser publicado Obligatorio. Miguel Vagalume - Desarrollo: Las putas de Montera 19 julio, a las 6: Hay cola en el pasillo. Cada prostituta espera con su cliente mientras le acaricia los genitales. Primero él, con prisas, y luego ella, bromeando con las compañeras que esperan su turno.

Tina entra en la habitación y fumiga con su ambientador de rosas. Otras no lo hacen", cuenta con orgullo Raquel, que es portuguesa, y que ahora tiene un buen motivo para estar recelosa: En un cuaderno de espiral va haciendo cruces cada vez que sale una pareja de un cuarto. Cada vez que entra una chica al piso, ella le entrega un montón de papel higiénico. Luces rojas para dar ambiente. Son muchachas muy jóvenes. Lo ves, sabes que son muy jóvenes", asiente la dueña del piso.

En la espera, las prostitutas, jovencísimas, y sus clientes se comportan como si fuesen novios. Van cogidos de la mano y se hacen cariños.

Trabajan a la intemperie ofreciendo sexo por dinero, ya sea en Gran Vía o en Colonia Marconi Villaverde. Estamos hartas de que se nos trate como víctimas de la trata de blancas. Eso existe y estamos en contra, pero es una minoría. La mayoría entramos en este negocio por voluntad", asegura Cristina. Jordi Gordon , portavoz de los vecinos del barrio de Universidad, afirma, en contra, "no ver a la Policía.

Por su parte Florencio Delgado , presidente de la asociación de comerciantes de Gran Vía, se muestra a favor de legalizar la prostitución y crear un barrio chino. Verónica no es Verónica, si no el nombre con el que nos pide salir en el artículo.

0 thoughts on “Calle montera prostitutas experiencias prostitutas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *